Las mascotas con plumas de mi tía

IMG-20190209-WA0022.jpeg
Loritos

Poco a poco nuestras ciudades se han ido vistas de invasiones de especies de aves tropicales al punto que ya no se hace raro encontrar en casa de algún familiar o amigo este tipo de aves, en el caso de mi tía tiene un lorito de colores muy llamativos que hace años llegó a casa solito y allí continua, dirán que quien quiere vivir encerrado a cambio de un trozo de comida y yo os digo que por alguna razón aunque su estancia es una jaula la realidad es que este pajarito es libre, sale y entra como quiere y nadie le obliga a estar entre rejas.

IMG-20190224-WA0012.jpg
Loritos

Al tiempo tanto le gustó este tipo de mascotas que mi tía se hizo con otra parejita de inseparables que el destino separó con la muerte de uno de ellos quedando la dama de la pareja y adoptando al huésped más antiguo como pareja inseparable aunque no revueltos, cada cual en su estancia pero como pareja, su vida ya la quisieran muchas personas para ellos, comen lo que desean, campan a sus anchas, se bañan cuando hace calor y cuando el frío acosa los resguarda en una habitación con una buena estufa calentando el ambiente, por supuesto ninguno limpia ni trabajan, una vida de lujo.

Loritos

Por supuesto asisten a las fiestas y saltan de comensal en comensal, nos acompañan y de vez en cuando nos deleitan con algún mordisco, son los reyes de esa casa y una obligación más como cualquier mascota con sus gastos, cuidados y por supuesto si te gusta en buena compañía.

@jvb71

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *