Una obra maestra del cine…Life of Brian

15537756231734496021738414804242.jpg
Fuente

Hacía tiempo que no os traía mi particular forma de ver el cine y entre las cientos de miles de películas de las que podría hablaros hoy elegí La Vida de Brian, una divertidísima película de los Monty Python donde narra en forma de fantásticamente crítica la vida y milagros de Jesucristo a través de un ciudadano llamado Brian al que confunden con el mesías.

La película no fue fácil de hacer, la trama es simple y divertida con todos los argumentos de una película de romanos o referente a la biblia, rodada en los mismos entornos donde se rodaron cientos de películas anteriormente y con la mismas localizaciones, concretamente en Túnez aprovechando muchos decorados ya construidos para otras películas pero a pesar de estas sencillas pautas para su rodaje no fue tarea sencilla. El tema que trata La Vida de Brian allá por los 70 era casi toparse con una pared, parodiar la vida y milagros de Jesucristo, parodiar la religión hebrea, judía o cristina, parodiar creencias religiosas en sí por esos años era misión suicida como en el año 2000 parodiar el Islam como ya hizo Charlie Hebdo, la revista satírica francesa a la que le costó la vida de alguno de sus miembros tras un tiroteo en su redacción o como en los 80 escribir Los versos satánicos le costaba la condena a muerte al escritor hindú Salman Rushdie el cual tuvo que desaparecer literalmente para no perder la vida por una novela controvertida para alguna religión y sus fervientes y peligrosos seguidores.

La película contó con muchos problemas para salir a la luz, lo primero fue escribir un guión que no tocara directamente figuras de la Biblia como tal y que fueran sustituidos por otros personajes que pudieran simular a esos otros sin que las masas enfurecidas les cayeran en lo alto y así fue como nació Brian, se eliminó el diálogo emocional y apocalíptico de la cinta utilizando una jerga actual para la época lo cual la hacía aún más comedia y la diferenciaba de cualquier obra religiosa, eliminaron toques de humor donde se mezclaban judíos y nazis y el definitivo toque que podía hacer peligrar la cinta era el final donde Brian debía ser crucificado e idearon meter una fantástica pieza musical como Always look on the bright side of life donde los crucificados cantaban la canción tan crítica con la vida y la muerte, una genialidad que llevó al protagonista de Brian, el actor y miembro de los Monty Python Graham Chapman a que en su propio funeral le cantaran dicha pieza Funeral Graham Chapman (Brian).

La productora de la película renunció a invertir dinero por las similitudes con la Sagrada Biblia y fue un admirador de los Monty Python quien puso el dinero para financiar la película, el mítico George Harrison de los Beatles, una vez rodada no acabaron los problemas y tras su estreno en EEUU llegaron muchas comunidades religiosas con voces que se alzaron en contra de la película, en el Reino Unido no les fue mejor y no en todas las localidades se permitió su difusión, censurada en varios países pero en sí triunfadora en muchos otros, recuerdo que en España la película no se tradujo hasta pasadas varias décadas de su estreno, me alegro por ello ya que pudimos disfrutarla en versión original, para mi es un auténtico acierto y una obra maestra llena de críticas y con diálogos muy actuales a pesar de tratarse de algo de hace mas de 30 años ¿la habéis visto? ¿A qué esperáis?.

@jvb71

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *