Vikingos, ficción y realidad

1505338358-0ed3a09c58e953578321be02143c05d6.jpg
Fuente

Una de mis series favoritas entre muchas es la de Vikings, una genial recreación de las costumbres, religión y forma de vida de estos hombres y mujeres de característica guerrera y que por sus creencias no temían a la muerte ya que algo mejor les esperaba tras ella, su forma de vida principalmente agrícola o relacionada con la pesca se transformaba con la llegada del buen clima para unirse en clanes y saquear otros lugares para conseguir oro y otras riquezas.

La serie narra como un aldeano con grandes conocimientos marítimos convence al Conde de su población para iniciar a las islas británicas para saquearlas en un viaje nunca antes realizado, posteriormente reta al propio conde de su poblado y se hace con el poder hasta retar a todo Rey, condado o población que se le enfrentara, casado con una mujer increíble aún más dura que el como guerrera y muy hermosa que cautivará a todo hombre incluyendo al propio protagonista a pesar de que no será la única a lo largo de su vida, sexo, religión, guerras, envidias, amistad, traiciones, una serie muy completa y adictiva.

Narra al que según la leyenda pudo ser el vikingo más importante de la historia, no queda claro en los libros de historia pero se cree que Ragnar fue ese gran vikingo. Hoy recuerdo esta serie porque leí que en estos días se cumplían 1174 años del asedio de París por parte de los Vikingos, no fue un asedio sencillo pero sí se consiguió, los francos se encontraban mal preparados defensivamente y cientos de naves con más de cinco mil vikingos se hicieron con la ciudad fácilmente la cual no abandonaron más que por una barbaridad de kilos de riquezas en oro y otros metales preciosos, fue en los días finales de un mes de marzo del año 845 y fueron los últimos años de un Rey Ragnar que conquistó todo cuanto se le puso a la vista y que sólo por traiciones perdió poder y la propia vida, pero Ragnar no fue más que un punto de partida para las siguientes dinastías de vikingos, sus propios hijos que no fueron tan civilizados y justos como su padre y sembraron el terror por toda Europa.

Sin duda una serie que ajusta el vestuario, la mitología, las infraestructuras, sucesiones en los reinados, barcos, asedios, magnífica recreación de un mundo tan oscuro como brillante a pesar de la poca información que queda de sus dinastías más que por la propia mitología y unos grandes historiadores que nos acercan a una civilización complicada y que no debéis dejar pasar de largo sin conocerla a través de esta ficción .

@jvb71


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *