Cuarenta años de amistad incombustible

20191220_212231.jpg

Pues hará 40 años que conozco a este grupo de amigos, se mudaron mis padres a una nueva ubicación de Málaga casi terminando tercero de la antigua denominación de Educación General Básica en España, apenas recién hecha la Comunión y aunque la zona se encontraba en plena expansión urbanística ya había muchos edificios acabados y habitados, todos coincidimos creo que en la misma escuela desde el cuarto curso y en algún caso con un año menos desde el tercer curso.

Muchas, pero nunca podría decir que han sido demasiadas historias juntos las que he pasado junto a este grupo de amigos, falta alguno, no podemos coincidir siempre, de hecho a mí me faltan varios pero dos de ellos son importantes con los que he compartido muchas confidencias adolescentes pero sobre todo muchas fiestas, muchas salidas cada fin de semana, nos hemos caído de las motos, hemos sufrido accidentes de coche y sobre todo hemos asistido a las bodas de casi todos y hemos sufrido algún divorcio o separación, en definitiva un grupo consolidado de amigos que perdura desde los años ochenta.

IMG-20191220-WA0005.jpg

 

Los caminos de cada uno sufrieron grandes diferencias tras conocer a neutras respectivas parejas que a decir verdad me alegro de que algunos continúen con esas chicas que además eran amigas de la pandilla en algún caso, en otro aunque no eran de la pandilla de los ochenta lo fueron en los 90 o en el 2000 pero siempre hubo colaboración de todos conseguir que entraran en nuestras vidas. Y fueron muchos años en los que no pudimos reunirnos por compromisos familiares o laborales pero una sabia reacción nos devolvió a quedar dos o tres veces al año y como mínimo una en navidades, no hay que dejar de verse porque podemos arrepentirnos de no abrazarnos un año de estos, no queremos que sea el último para ninguno.

Esta mañana mientras curaba con @templo me recordó los fantásticos años de las quedadas en los primeros apartamentos que teníamos en propiedad donde quedábamos para tomar copas y rememorar las partidas de la adolescencia en las que nos perdíamos en partidas de horas en juegos de estrategia, posteriormente a juegos de videoconsola y evidentemente a escarceos amorosos.

Nos reímos cada vez que nos vemos y cada año traemos alguna noticia buena o mala que compartir pero sobre todo volvemos a repetir las historias del pasado que cada año recordamos sin cansancio y riéndonos de seguir en algún caso con vida tras alguna burrada.

 

IMG-20191221-WA0003.jpg

Sigo esperando cada Navidad con ganas de volver a reunirme con mis amigos de toda la vida como si se tratara de un fin de semana en el que esperaba cada viernes volverlos a ver y olvidar la semana de estudios o de trabajo, cada año me siento más agradecido de esos momentos que nos volvemos a regalar y que suman a las historias del año siguiente, son más de 40 años de amistad que no son fáciles de mantener por diferentes circunstancias.

By @jvb71

 

banner steemit.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *